10/2/10

Escuela de detectives con el comisario Casal

El caballero cuya imagen abre el post es Manuel Casal, excomisario de policía y autor de uno de los manuales de detective privado más populares de los años 30 y 40. El libro, del que adjunto la portadilla, se titulaba La delincuencia y el hampa (manual del perfecto investigador).

A lo largo de sus 300 páginas, Casal realiza un resumen de las cuestiones que, en su opinión, debían conocer los agentes de la ley, los detectives privados y, en general, los amantes de la investigación criminal.

Partidario de la profesionalización y especialización de la policía, creía, además, que debía impulsarse la investigación privada como auxiliar necesario de los cuerpos de seguridad del estado. Así, señala que “si España no fuera un país retardario por excelencia y hasta quizá abandonado de la mano de Dios, deberían los que rigen sus destinos vulgarizar, auxiliar, proteger de un modo resuelto la creación de esta clase de escuelas detectivescas”.

El manual se divide en cinco partes. La primera se titula, Breves apuntes sobre el arte de investigar; la segunda, Las hazañas de la dorada hampa; la tercera, La baja hampa en acción. A este apartado pertenecen las imágenes situadas al pie, dos grabados impagables que muestran a un aprendiz de afanador y a un carterista de tranvía.














El cuarto gran apartado es Vulgarización científica, en donde resume los grandes hitos de la criminología de la época; recojo, a modo de ejemplo, la correcta manera de tomar medidas a un sospechoso. La última parte del manual se dedica a las Lacras sociales, que estaban, según el autor, en el origen de la delincuencia.

Manuel Casal ofrecía muchos consejos a los detectives en ciernes y describía las características básicas de un buen profesional de la investigación. “Quien pretenda ejercer la delicada profesión de investigador –decía– ha de estar, ante todo, exento de defectos físicos y morales; poseer lo que se llama “don de gentes”, gran espíritu de agudeza, sagacidad e inteligencia bastante cultivada; vestirá con decencia, y, finalmente, ha de poseer cierta distinción y donaire, ya que en muchas de sus actuaciones se verá obligado a alternar con individuos pertenecientes a todas las clases sociales”. Amén.

Manuel Casal tuvo una carrera controvertida en la policía por sus críticas a los métodos expeditivos de sus superiores en la lucha contra los anarquistas en Barcelona, ciudad a la que fue destinado en septiembre de 1915 –incluyo el recorte de prensa–.

En su libro El Origen y actuación de los pistoleros afirma: “bajo los auspicios del jesuítico y arbitrario capitán General Milans del Bosch y del funesto e hipócrita gobernador civil Maestre Laborde, auxiliados ambos por el jefe superior de la Policía, general Arlegui, quien, tras su exterior apacible y rostro blando de anciano patriarcal, ocultaba un alma ruin”.

Varios de los documentos que aportaba en aquel libro fueron utilizados por Eduardo Mendoza en La verdad sobre el caso Savolta.

Manuel Casal Gómez, Comisario del Cuerpo General de Policía, ocupó los cargos de Jefe de Investigación y Vigilancia en Valencia, Málaga, La Coruña, Campo de Gibraltar y en la frontera vasco-navarra. Quien quiera ampliar la información encontrará un interesante intercambio de mensajes entre el blogero catalán Max Aue y Alfonso de Lucas, profesor de literatura y prologuista de la edición de 1977 del citado libro sobre pistolerismo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Jose Luis no sabe como me alegra haber encontrado este blog en la web.
Le felicito sinceramente por el trabajo documental que aquí muestra.

Rosa Ribas dijo...

Hola José Luis:
esta entrada me ha parecido interesantísima. ¿Es posible conseguir este libro actualmente? Me encantaría leerlo.

Francisco Ortiz dijo...

Sigo viniendo a disfrutar de lo que nos descubres. Suerte con los cursos y con todo lo que emprendas.

José Luis Ibáñez dijo...

Gracias a los tres por vuestros comentarios. Animan mucho. Rosa, te he enviado un mail con una referencia para poder comprar el libro de Casal. A Anónimo y Francisco, ojalá continuéis entrando y -espero- disfrutando con estas historias de un periodo realmente fascinante.

Rosa Ribas dijo...

Hola José Luis: muchas gracias de nuevo por tu referencia. He comprado el libro. Espero recibirlo la próxima semana.
He seguido leyendo en el blog. Hay historias fascinantes.

Joan Egea Isern dijo...

Me encanta este blog por la cantidad de imformación importantísima que aporta, gracias a él he podido luchar a brazo partido para conseguir una parte importante de los históricos libros profesionales que aquí se detallan y que forman parte importante para comprender el desarrollo del Detective Privado en España.

detectives privados para empresas dijo...

Impecable el artículo que has descrito porque somos una empresa que se dedica a estos que haceres y sin lugar a dudas nos viene bien aprender cosas tan interesantes, sigue subiendo cosas así, enhorabuena

José Luis Ibáñez Ridao dijo...

Gracias por vuestro comentario, detectives privados para empresas.

Publicar un comentario